Diario de Madryn y la pirotecnia política de Blas | MadrynSite

Información al instante de Puerto Madryn y la zona

Diario de Madryn y la pirotecnia política de Blas

blas

En la antigüedad, a las enfermedades del alma, como la perversidad, se creía que se la podía curar con la palabra. Por eso digo yo…
De tanto tirar leña al fuego, el hombre terminó otra vez chamuscado y en el banquillo, y desde ayer literalmente procesado. Algunos dirán que por un tema `menor´, pero nunca se trata de nimiedades cuando hay tanta historia atrás que persigue como estela de mal olor o sombras recurrentes a alguien, vinculadas a trapisondas con el poder y sobre todo contra el Estado. De hecho, tipos como Al Capone no fueron en cana por los incontables delitos, asesinatos y agresiones, sino por evadir impuestos, y no por menor el delito, fue menos saludable la condena.

 

De frente y de perfil

Hijo de Alfredo Meza Leiz, ex secretario general de la Gobernación de la derecha peronista de Benito Fernández en los años 73 al 76, Blas se destacó por capturar los mejores cargos, y los mejores sueldos, en representación de Gaiman, distrito electoral que siempre le dio la espalda, dicen que porque en el pueblo se conocen bien todos. Ex diputado provincial del 83 al 87, y del 87 al 90, ex ministro de Gobierno del justicialista Néstor Perl por unos meses, hasta que incendió el edificio de Fontana 50 para disolver una protesta. Sí así nomás: prendió fuego la Casa de Gobierno en Rawson, según las cónicas de la época.
Fue además ex Director del Banco del Chubut durante la administración radical pro menemista. También Asesor Legal del Banco del Chubut en la triste célebre administración de la U.C.R. donde terminaron casi todos los directivos procesados por “vaciamiento de la entidad”
Volvió al ruedo en los primeros meses de 2011, ya travestido en kirchnerista y apoderado del Frente para la Victoria. En este último rol y a partir de las turbias elecciones del 20 de marzo, Meza Evans fue el gestor de la idea del “fraude” de parte del dasnevismo lo que derivó en comicios complementarios, dilaciones y papelón nacional, para que finalmente y una vez asumido Buzzi, se fuera a trabajar para él nada menos que como Fiscal de Estado. De allí y ante el inminente regreso del dasnevismo al poder, se apoltronó en una banca de la Legislatura a la sombra de los fueros que lo contienen, por ahora.

 

Un botón de muestra

Meza Evans es en síntesis un hombre que siempre se ha postulado como `un duro y malo´ del escenario político chubutense y que decidió jugar fuerte y la mayoría de las veces, sucio. Y esta vez, con la resolución judicial de ayer, parece que terminó embocado por “administración infiel”.
El caso ronda en torno a un `colaborador´ empleado en la Fiscalía de Estado con un buen sueldo, pero que directamente no concurría a trabajar. La pregunta que se desprende de la infidelidad que se le imputa, conociendo el paño, es si ¿Se trató de un descuido?, algo impensado para un hombre acostumbrado a denunciar presuntas irregularidades de otros, como la ola de sospechas que pretendería imponer en el mes que falta para las Legislativas de octubre contra algunos referentes del oficialismo. ¿O el caso que hoy lo compromete se trató de un acuerdo con esta persona, que quizás hacía otro trabajo para Meza Evans y lo pagaba con dineros públicos; o incluso se trató de un `prestanombres´ para sacar dinero para sí? Vaya uno a saber.
Seguramente la investigación judicial dilucidará el caso sobre el “Fiscal infiel”, un título conseguido pero en términos amorosos ya con antelación. Otro tema delicado que lo tocó el año pasado y del que habría escapado de investigación gracias a los fueros, cuando el sitio Trelewonline.com divulgó la denuncia de ex esposa también por “infidelidad” además de imputarle un grave cargo “acusado de consumir prostitución infantil” e incurrir en “violencia de género” siendo Fiscal de Estado de Chubut durante la gestión de Martín Buzzi, hecho por el cual la mujer llegó a solicitar a la justicia una medida restrictiva contra el ahora diputado.

 

Leyenda urbana

La lista de malquerencias y operaciones políticas que tiene en su haber Blas, es casi récord. Pocas personas se han concentrado tanto en el espadeo verbal y legal, la judicialización del oponente político, el terrorismo de cartas documentos con acusaciones bombas que luego se esfuman en la desmemoria colectiva, y sobre todo en todo tipo de negociaciones y artes oscuras. Sin embargo para quienes le delegan roles, es lo que llaman “un mal necesario”.
Durante los más de 24 años de abrevar del Estado, las intervenciones de Meza Evans son posiblemente tan incontables como increíbles. Sobre todo por el grado de osadía para encarar siempre por el lado más morbosamente capcioso, un ejercicio que ha ocasionado tremendos `daños colaterales´ no pocas veces a su entorno. Por ejemplo, en la era Buzzi las acusaciones de Blas contra los fiscales de Comodoro Rivadavia y contra el Procurador Jorge Miquelarena quedaron en la nada. Apenas acusó a una fiscal, pero el Consejo de la Magistratura se garantizó que la cuestionada funcionaria transite el procedimiento sin dificultad alguna. Como resultado de la bravuconada, Buzzi se vio obligado a visitar esos mismos Tribunales de Comodoro Rivadavia a cuyos funcionarios habían acusado de “vagos” y de “estimular el delito”, para que lo consideraran inocente en acusaciones nada menos de malversación de fondos, incumplimiento de los deberes del funcionario y otras virtudes. Un atolladero en el que entró el pobre “Tincho” gracias a los embates de Blas.
En otra oportunidad cuenta el pueblo, Meza Evans denunció a obreros de la construcción acusados de sabotaje y pidió en la Justicia Federal la aplicación de la Ley Antiterrorista. Un singular privilegio para el Chubut que gobernaba Buzzi, el de convertirse en el primer distrito nacional que pidió la utilización de la cuestionada Ley. Otra vez lo dejó a “Tincho” pedaleando en el aire, al mostrar la rara concepción del conflicto social ante las organizaciones de derechos humanos, según un gobierno que se decía kirchnerista, nacional y popular al estilo propio.
Son tantas las rarezas que lo rodean, que por ejemplo el abogado, estaría incluso imposibilitado en ejercer su profesión tras algunos problemillas con la Justicia, y así y todo lo hace. Fue el actual fiscal de Estado del Chubut, Diego Martínez Zapata, quien interpuso recientemente otra denuncia penal contra Meza Evas, por haber violado las reglas, y haber patrocinado sin poder hacerlo, a su colega, el diputado Javier Touriñán. En esta Blas está apuntado por la comisión el pretenso delito de “incumplimiento de los deberes de funcionario público en el marco de la violación de la ley de Colegiación Pública, porque Meza Evans está inhibido de ejercer la profesión salvo que sea en causa propia”, dice la causa.

 

Especialista en impedimentos

El “Galenso”, como lo apodan sus vínculos, ha tenido los últimos tiempos entradas en escenas protagónicas, como acusar a funcionarios del entorno dasnevista de sobreprecios en compras y regar de facturas truchas y documentación dudosa las redes sociales, lo que ocasionó verdaderos simbronazos en la cúpula del poder, justamente en ausencia del Gobernador. Estos porotos que presumiblemente se anotó Blas en su papel de “Señor Tenebroso” intentando afectar la campaña de Arcioni, también le restó a lo que queda de credibilidad al Peronismo-FPV representado por Fueyo, por el desproporcionado nivel de “rosca” que siguen cultivando, sin comprender que precisamente el electorado, les dio la espalda en octubre de 2015 por todo esto.
Otra de las actuaciones tristemente magistrales del diputado fue en mayo de este año cuando en una reunión entre legisladores y ministros convocada para abordar la reconstrucción de Comodoro, Meza Evans armó todo un escándalo que terminó en insultos, acusaciones y fin de la posibilidad de ayudar rápidamente a la urbe petrolera que estaba en tremenda emergencia. La diputada Zulema Andén fue contundente y dijo que “el diputado Meza Evans buscó eso: “romper el acuerdo que se estaba sellando entre el Ejecutivo Provincial, el Ejecutivo de Comodoro y los legisladores de todos los bloques”. “Debería pedirle perdón al pueblo de Comodoro”, sentenció.
En esto de no importarle nada, el jalón que aún pesa y fuerte, por el daño ocasionado a las arcas de la Provincia, vaya a saber porque acto de generosidad y entrega, fue el desistimiento de la demanda que Chubut le había interpuesto a Nación por regalías petroleras mal liquidadas. Se trataba nada menos que a plata de hoy unos 90 mil millones de pesos!!! Bueno, fue Blas Meza Evans en representación de Martín Buzzi, quien actuó unilateralmente y le cedió ese dinero al Gobierno Nacional.
Pero a nadie extraña las extralimitaciones a las que llegó, desde aquella supuesta bala perdida que habría herido al ex gobernador Cosentino y que la leyenda vincula también al personaje que nos compete. En el segundo mandato de Das Neves, por ejemplo, no llego a tomar las armas, pero si envió misiles difamatorios al mandar numerosas Cartas Documento acusando a unos 16 familiares del mandatario, que vinculaba directa o indirectamente al Estado.
Y este año, fue aún más lejos con intervenciones tan temerarias como humanamente deplorables, al tratar de impulsar una especie de Ley para que se notifique el estado de salud de Das Neves, en momentos en que el Gobernador se recuperaba de su séptima operación de cáncer. O sea, en esto de querer ser el más malo de los chicos malos, Meza Evans posiblemente ha logrado compendiar todos los `atributos´ que la política del futuro, por el bien de las instituciones, no debería volver a tener.

*Soy Juana de Arco, amiga de Juan de la Sota, fiel del Furia, seguidora de la Sombraonline, y ceniza de tantos…