Hay un plan para rescatar a la orca Kshamenk y recuperarla en Punta Norte | MadrynSite

Información al instante de Puerto Madryn y la zona

Hay un plan para rescatar a la orca Kshamenk y recuperarla en Punta Norte

beto bubas diserta“Amigos, he trabajado con orcas la mitad de mi vida y esta acción no está librada al azar. El procedimiento técnico será el adecuado para garantizar el éxito. No es el momento de dudar ni cuestionarnos. Es el momento de cumplir con nuestro deber, de demostrar nuestra Humanidad. Es el tiempo de cambiar los paradigmas y resolver un cambio de rumbo en nuestra relación con el mundo en que vivimos. Y Kshamenk hoy es para nosotros la bandera tras la cual nos enfilamos para producir ese cambio. Que así sea depende de cuántos de nosotros seamos capaz de verlo. Saludos cordiales para todos, y gracias por compartir y difundir este ideal” difunde Roberto Bubas en su muro de la red social, alentando a recibir apoyo para esta iniciativa que busca recuperar a la orca de su cautiverio, “resocializarla” en Caleta Valdés y luego liberarla, una iniciativa que si bien hace muchos años que la tiene atesorada, en estos tiempos comienza a tomar visos de posible.

HAY UN PLAN
En la medida que Roberto Bubas pudo tener “un giño” tanto del gobernador Martín Buzzi y el secretario de turismo, Carlos Zonza Nigro, la esperanza es mayor y ha provocado un real interés en todo el país y fuera de él, ya que medios nacionales e internacionales se han interesado en el proyecto, por demás ambicioso y que pondría a nuestra provincia en la consideración mundial.
El “Plan de Acción” como lo ha denominado Bubas comienza en este año, para tener su punto más importante en el año 2015.
Este año, según el plan, las autoridades provinciales deberían reunirse con la Dirección Nacional de Fauna Silvestre, Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación y solicitar formalmente la custodia de Kshamenk, actualmente cautiva en un acuario de la provincia de Buenos Aires. Esto tendría como plazo final el mes de agosto del corriente año. A partir de esto, se comenzaría a construir un recinto en la zona de Caleta Valdés, con dimensiones adecuadas como para que la orca comience a sentir la cercanía de la libertad.
Cabe señalar que los plazos son perentorios, teniendo en cuenta que Kshamenk ya vivió más de los años en que sobreviven las orcas en cautiverio, por lo que a partir de agosto comenzaría la Fase 2, con el traslado de Kshamenk a bordo de un avión Hércules de la Fuerza Aérea y su introducción en un predio de 15 hectáreas ubicado en Caleta Valdés, la colocación de un rastreador satelital y a su vez la búsqueda del grupo familiar de la orca, que se estima se encuentra en la zona del Mar del Tuyú; y a su vez, comenzar con una tarea significante, en la Fase 3, la rehabilitación, el entrenamiento y readaptación a la vida salvaje y un monitoreo constante sobre su interacción con orcas locales, y que tiene como fecha de plazo aproximada, octubre de 2015.
La Fase 4 tendrá como marco una gran discusión científica, ya que se relaciona con la liberación de Kshamenk, debiendo discurrir entre las dos posibilidades que se contemplan hasta ahora, la liberación en la zona de Punta Norte, lo que dependerá de su adaptación y relación con las orcas locales; o la segunda posibilidad, en caso de hallar a su grupo familiar, liberarla en el Mar del Tuyú, y en ambos casos, proseguir con un monitoreo satelital.

ORGANISMOS INCOLUCRADOS
Cabe señalar que son muchos los organismos involucrados en tamaña obra, desde el propio gobierno del Chubut, en su área correspondiente, la Secretaría de Turismo y Áreas Protegidas, el cuerpo de guardafaunas, el Ministerio de Ambiente, la Dirección de Fauna y Flora Silvestre, la Fuerza Aérea para el traslado con un Hércules, la Prefectura Naval, Policías Provinciales y la misma Federal en la custodia del traslado, y Organizaciones No Gubernamentales que aportarían en recurso económico y personal voluntario

MAS DE 20 AÑOS EN CAUTIVERIO
Según revela Roberto Bubas, “Kshamenk es una orca macho que se encuentra desde el año 1992 en el acuario Mundo Marino de San Clemente del Tuyú, Provincia de Buenos Aires, Argentina. Mientras el acuario dice haberlo rescatado de un varamiento accidental, fuentes confiables han revelado que Kshamenk, junto con otras 3 orcas de su manada, fueron capturadas forzando su varamiento en una playa de la provincia de Buenos Aires”.
“Presuntamente, en la maniobra de captura cuatro orcas fueron obligadas a nadar hacia la playa por embarcaciones del oceanario, con una red extendida entre ellas. Las orcas quedaron encalladas en la arena permaneciendo allí durante varias horas. A un ejemplar demasiado grande y pesado, probablemente un macho adulto e incómodo de transportar, le fue permitido volver a su medio. Un segundo individuo murió durante el traslado y un tercero se estrelló contra las paredes de la pileta en la que fue introducida, intentando salir, y también murió”.
En estado salvaje un macho de la especie tiene una expectativa de vida de 55 años. El promedio de vida en cautiverio es de 11 años. Kshamenk fue capturada cuando tenía aproximadamente 5 años, y ha pasado los últimos 20 en cautividad. En los primeros años de vida una orca en estado salvaje aprende las reglas esenciales de supervivencia. Son animales de gran inteligencia, con cerebros altamente evolucionados y notable memoria, por lo que “Kshamenk podría readaptarse sin mayores dificultades a su medio natural, del que tendrá aún recuerdos e impresiones”.
De acuerdo a la legislación argentina vigente en la materia, Kshamenk, en tanto es un animal de la fauna silvestre autóctona nacido en libertad, no pertenece al acuario si no al Estado Nacional.
Los expertos en el tema del mundo coinciden en que, de las orcas cautivas existentes en el planeta, Kshamenk es la que cuenta con mayores posibilidades para ser recuperada y liberada.
Kshamenk es la única Orca Cautiva en Argentina, como también la única en Sudamérica. Sólo quedan 48 orcas en cautiverio en el mundo, y la provincia del Chubut se convertiría en un ejemplo al orientar su esfuerzo en reintroducir este animal a su hábitat natural, después del conocido y fallido caso de Keiko en el hemisferio norte.